a

En ocasiones es muy difícil hacer que nuestros niños coman carne o variedad de verduras, pero estas empanaditas, ¡no fallan! Son muy ricas y equilibran perfectamente todos los sabores.

¿Estás preparando las cosas para el pic nic de mañana? sumá esta delicia a tu canasta y enseñémoles a los chicos que se puede comer sano y muy rico al mismo tiempo.

Últimas Notas

En ocasiones es muy difícil hacer que nuestros niños coman carne o variedad de verduras, pero estas empanaditas, ¡no fallan! Son muy ricas y equilibran perfectamente todos los sabores.

¿Estás preparando las cosas para el pic nic de mañana? sumá esta delicia a tu canasta y enseñémoles a los chicos que se puede comer

Esta receta es una idea maravillosa que combina carne, lácteos y vegetales. Es muy fácil de hacer, ¡y los chicos no se le resisten! Podés ponerla como entrada o acompañarla con cualquier guarnición en tus almuerzos o cenas.

Sabemos que es muy importante tener una dieta variada e incluir diferentes alimentos en nuestras recetas. En estas riquísimas canastitas se juntan algunas verduras, atún y huevos; básicos para una buena nutrición de toda la familia.

Ideas para llenar esas canastas de sabor y nutrición

Los niños son la alegría del hogar. Sus juegos y su alegría suelen llenar las casas de risas, sin embargo, la rutina diaria, la falta de tiempo y los problemas cotidianos, especialmente de los padres, pueden atentar contra el buen clima de los hogares y el buen humor de los chicos.

A veces en la creatividad está la clave: probá esta forma distinta de combinar exquisitos ingredientes que seguro tenés en tu cocina. Se prepara rápido y no hace falta usar cubiertos para comerla.

 ¿Se te ocurre otra manera mejor de celebrarlo que disfrutando de unas recetas hechas con este ingrediente tan rico?

El Doctor Adrián Cormillot brindó consejos sobre alimentación saludable para los más chicos, recetas y tips para los más grandes

Después de probar esta torta, seguro se convierte en tu favorita. Es muy fresca y equilibra a la perfección la acidez de la manzana y el dulce del azúcar. Se hace rapidísimo, así que no dudes en prepararla cuando tengas que improvisar una merienda.

Los alimentos son bienes escasos. Su disponibilidad para la población mundial depende de la geografía, pero sobre todo de la política y de la economía. La condición socioeconómica de las personas tiene mucho más que ver con cómo se alimentan que con el país en el que viven, sus tradiciones culturales o sus gustos.

¡No dejes de probar este esponjoso plato! Aprovechá las verduras que tenés en casa y comelas de una forma distinta. Es ideal para comer bien liviano en una cena, aunque también es una excelente guarnición.

Estas delicias se pueden comer como plato principal o como guarnición, frías o calientes. ¡Son para todos los gustos! En algunas culturas, se comen con un chorrito de limón, ¡probalos!

La boca de tu hijo no es solo para sonreír y dar besos. Lo que está dentro de ella: dientes, lengua y encías son las herramientas fundamentales para comer. De ella, depende que podamos masticar y tragar: los primeros pasos en el proceso de digestión.

Podés usarlos en el desayuno, en un rico postre saludable o para creps o canelones, durante el almuerzo o cena con el relleno que quieras. Si los vas a comer dulces, con queso crema, mermelada de frutas, miel y frutas secas picadas quedan riquísimos.  Son muy versátiles.