a
HomeVivir mejorBaby Led Weaning

Baby Led Weaning

Una nueva forma de comer.

Dejarlos que coman solos y que elijan los alimentos, de eso se trata esta nueva manera que cada vez están eligiendo más padres a la hora empezar a darles de comer a sus hijos. ¿De qué se trata?

Baby Led Weaning, que en español significa algo así como “el bebé ya come solo”, es mucho más que darles comida en trozos para que coman con la mano, en lugar de purés con una chuchara. BLW implica ofrecerles comida sana, que se la lleven a la boca con sus propias manos, que compartan la mesa con el resto de la familia y confiar en que saben qué comer, cuánto y cuán rápido.

En su libro, originalmente publicado por Vermilion (de Inglaterra) en 2008 y reeditado por la neoyorkina The Experiment, en 2010, Gill Rapley ofrece pautas para encarar el método BLW:

– Sentá a tu bebé erguido, frente a la mesa, ya sea en tu falda o en una silla alta. Asegurate de que se mantenga estable y tenga libertad para mover los brazos.

– Poné la comida sobre el plato y que la tome con la mano. No se la des en la boca. O acercársela con la mano y que la agarre de la tuya. Que sea él quien decida por dónde empezar y seguir.

– Empezá con alimentos que sean fáciles de agarrar. Probá cortándolos en trozos alargados. De a poco, andá ofreciéndole nuevas formas y texturas.

– Incluilo en la mesa familiar, siempre que sea cómodo. Y si es posible, dale de comer lo mismo que están comiendo sus padres y hermanos. La imitación será de gran ayuda.

– Dale frutas, vegetales cocidos, carnes, queso, huevo bien cocido, pan, arroz, pasta y la mayoría de los pescados.

– No le agregues sal o azúcar a las comidas. Y lee bien las etiquetas para escaparle a los alimentos muy azucarados o demasiado salados.

– Evitá la comida rápida o muy prefabricada.

– No le des miel ni frutos de mar.

– No le des nueces, avellanas o almendras y cortá en mitades los alimentos redonditos, como cerezas o aceitunas.

– Sacá las semillas de las frutas como mandarinas, por ejemplo.

– Procurá que no llegue cansado, ni demasiado hambriento a la hora de la comida. La idea es que sea un momento de juego y aprendizaje.

– Seguí dándole la teta –o leche de fórmula– hasta el año, e idealmente hasta los dos años (según la Organización Mundial de la Salud). Esa será su principal fuente de alimentación y la irá dejando cuando no la necesite.

– Ofrecele agua con las comidas.

– No lo apures, ni lo distraigas mientras está comiendo. Dejalo concentrase y hacerlo a su tiempo.

– No esperes a que coma demasiado de una. Descubrir es un proceso que lleva su tiempo.

– Soportá el lío que implique que coma con la mano. Podés ayudarte con individuales y mantel en la mesa, la silla y el piso para poder devolverle los pedazos de comida que se le escapen.

– Procurá disfrutar del proceso de aprendizaje, para que el tránsito sea mejor.

– Enseñale estas pautas a quien lo cuide cuando no estás.

– No lo dejes nunca solo mientras está comiendo. Siempre necesita supervisión.

Cómo saber si el bebé está preparado para empezar:

Si ha cumplido seis meses: en el caso de los bebés prematuros debemos prestar atención a su edad corregida, no cronológica.

. Si se mantiene erguido o sentado sin apoyo.

. Si muestra interés cuando ve a los adultos comer y quiere hacer lo mismo.

. Se lleva los objetos a la boca.

. Los pediatras también suman otras señales para saber si el bebé está preparado para iniciar el BLW, como comprobar si puede aplastar el alimento con la lengua y hacer movimientos laterales con las mandíbulas, y saber si es capaz de girar la cabeza para decir que ya no quiere más.

Comentarios