a
Home¡Qué rico!Canelones de pollo y espinaca con salsa rosa

Canelones de pollo y espinaca con salsa rosa

Para los chicos a los que les cuesta comer vegetales: esta puede ser una muy buena opción para empezar a amigarlos con las verduras.

Ingredientes para la masa

Huevos 3 un.

Harina 0000 3 cdas.

Leche descremada c/n

Aceite 2 cdas. (o aceite en aerosol)

Ingredientes para el relleno

Acelga 2 atados

Cebolla pequeña 1 un.

Ricota 100 g

Pechuga de pollo 1 un.

Nuez moscada

Sal y pimienta

Queso parmesano rallado, para adentro y para gratinar 100 g

Ingredientes para la salsa

Tomate al natural 3 latas

Aceto 50 cc

Sal y pimienta

Aceite de oliva 2 cdas.

Azúcar 2 cdtas.

Para la Salsa Blanca:

Leche descremada 2 tz.

Harina 0000 2 cdas.

Aceite de oliva 4 cdas.

Sal y pimienta

Nuez moscada

Preparación

Batir los huevos en un bol y agregar la harina. Batir con batidor hasta lograr eliminar todos los grumos. Incorporar lentamente leche descremada hasta lograr una masa líquida con algo de cuerpo.

Precalentar una panquequera o sartén con el tamaño de panqueques e incorporar aceite de girasol o fritolín. Colocar un cucharón de la masa en la panquequera e ir moviendo la panquequera para lograr que se cubra por la masa. Dejar sobre el fuego hasta ver que se haya cocido de un lado, dar vuelta con la ayuda de una espátula y cocinar del otro lado.

Para el relleno. Colocar la pechuga de pollo en una olla con agua y sal. Cocinar por 20 minutos. Una vez cocida dejar enfriar y procesar. Blanquear la acelga en una olla con agua hirviendo y sal, colocando las hojas previamente lavadas por 30 segundos en agua hirviendo. Escurrir y dejar enfriar.  Picar bien finita una cebolla pequeña. Procesar la verdura de hoja.

Saltear la cebolla en una sartén con algo de aceite, agregar la acelga procesada. Agregar la ricota (que sea lo más escurrida posible) y la pechuga de pollo procesada. Salpimentar y agregar nuez moscada y la mitad del queso rallado. Corroborar sabores.

Para la salsa. Abrir las latas y procesar los tomates. Colocar aceite de oliva en una olla profunda. Colocar el tomate procesado.

Agregar el aceto balsámico y el azúcar. Salpimentar y dejar en fuego medio hasta lograr un cambio de color anaranjado en el tomate. Probar sabor y corregir antes de colocar en los canelones

Para la Salsa Blanca. Colocar aceite de oliva en una olla pequeña, agregarle las 2 cucharadas de harina bien colmadas, mezclar con una cuchara de madera, logrando que se despegue de la cacerola. Calentar las dos tazas de leche e incorporarlas a la preparación anterior. Remover hasta disolver todos los grumos.

Llevar a fuego medio sin dejar de remover en forma de ocho con una cuchara de madera, hasta que espese. Una vez que logró la consistencia deseada, condimentar con sal, pimienta y nuez moscada.

Rellenar los panqueques. En una fuente para horno poner los canelones rellenos, cubrir con las dos salsas y un poco de queso rallado. Llevar al horno hasta gratinar. Servir caliente.

¡Textura, color y mucho sabor en un plato muy nutritivo!

Comentarios