a
HomealimentaciónCOMER SALUDABLE EN VACACIONES ¿ES POSIBLE?

COMER SALUDABLE EN VACACIONES ¿ES POSIBLE?

*Por Lic. Diego Sívori – MNº 4870 – UBA

Arrancan las vacaciones, se dejan de lado las preocupaciones, y puede ocurrir que cueste un poco más continuar construyendo hábitos alimentarios saludables. Uno se relaja y se ve tentado a comer alimentos ricos en grasas y azúcares que a largo plazo se transforman en los kilitos de más post vacaciones.

Sin embargo, cuidándose con las comidas en verano puede ser más simple de lo que se piensa. La clave está en la organización. Dime que tienes en tu heladera y te diré cuánto te costará comer saludable durante la semana.
Realizar una compra semanal para stockearte con alimentos nutritivos es de gran ayuda.

Las frutas son el comodín para comer entre comidas si te agarra hambre o para hacerte un rico licuadito en desayunos o meriendas. Las verduras son una gran estrategia para armarte ensaladas que te sirvan de guarnición. Tenerlas ya lavadas y cortadas para incluir en tus platos ayuda a que luego no te de fiaca prepararlas.

Aprovechar el tiempo libre para cocinar con los chicos, enseñarles combinaciones, que descubran nuevos alimentos puede ser un buen entretenimiento de verano para ellos.
Además, cuando los niños participan de la realización de las preparaciones se muestran más permeables a probar nuevos alimentos ya que no les parecen tan desconocidos y aterrantes.

También en tu heladera podés tener preparados diferentes hidratos ya cocidos como arroz, quinoa, legumbres que sumen energía a tus platos.
En cuanto a las proteínas que completan el menú; podés reservarte siempre en la heladera algún corte de carne con poquita grasa como pechuga, paleta, nalga; o pescado.
Por último, botellas de agua fresca para mantenerse bien hidratados durante el día.

En vacaciones podemos relajarnos, descansar y seguir cuidando la alimentación de la familia mediante la organización y planificación de las compras de la semana.

Comentarios