a
HomeSin categoríaCómo disfrutar de una cena familiar y no morir en el intento

Cómo disfrutar de una cena familiar y no morir en el intento

Cenar en familia no suele ser tarea fácil. Las distintas actividades y horarios de todos sus miembros, muchas veces hace que se haga difícil o hasta imposible reunirse todos juntos a la mesa. Y cuando esto se logra, no falta alguna discusión que empañe el buen momento. Sin embargo, está comprobado científicamente que la cena familiar tiene beneficios nutritivos, sociales y emocionales. Y, lo que puede interesar a muchos padres, favorece el desarrollo de la salud mental y la estabilidad en la adolescencia.

 

Acá te damos las 5 reglas de oro para disfrutar de una cena en familia y no morir en el intento:

 
– Elegir entre todos los miembros de la familia un horario en común para la cena, en el que todos ya estén en casa, sin obligaciones escolares ni laborales.
– Ordenar las agendas para cumplir con los planes del día y poder llegar a casa a tiempo para preparar la cena o ayudar con las tareas.
– Lo ideal es que no haya un televisor en el comedor, pero si lo está se debe tratar que la cena no sea en torno a él. Apagar el televisor y poner música de fondo, ayuda a tener mejores conversaciones entre todos sin ningún estímulo visual que distraiga. También es bueno que no haya celulares en la mesa.
– La cena familiar debe ser un momento especial, por eso un buen plan puede ser pensar el menú junto a tus hijos e incluso cocinar con ellos. También preparar cenas sencillas y fáciles, pero que gusten a todos, para que tengas más tiempo para compartir en familia.
– Aprovechar este momento para conversar sobre temas neutrales y positivos. Es una buena oportunidad para charlar sobre las cosas buenas que le sucedieron en el día a cada uno de los integrantes de la familia, escucharse y divertirse.

Comentarios