a
HomeVivir mejorGuía de cuidados básico

Guía de cuidados básico

¿Cada cuánto llevarlos al veterinario, bañarlos, vacunarlos? Acá te explicamos cómo cuidar a tus mascotas

Hay muchísimas mascotas, pero las más comunes son los perros y los gatos. Por eso, hoy nuestra atención estará centrada en estos animales. ¿Cómo estar seguros de que los estamos cuidando bien? Acá algunas pistas de que vas por el buen camino:

  • ¡Visita al veterinario!

Lo primero que tenés que hacer cuando decidís tener una mascota es ir al veterinario. Aunque veas que está bien de salud, es útil realizar una consulta ya que te dará consejos sobre su alimentación, desparasitación y cuidados en general.

Estate atento a:

  • Parásitos: Los gatos y perros deben tratarse contra parásitos internos cada tres meses, y muy especialmente cuando son cachorros y antes de vacunarse. También existen parásitos externos, como pulgas y garrapatas, que se erradican utilizando productos apropiados.
  • Vacunas: Sin ellas el animal no puede entrar en contacto con otros animales ni con el exterior durante los dos primeros meses de vida. Cada plan de vacunación depende del tipo de animal y su estilo de vida. Será el veterinario quién te dirá cuáles debes aplicarle a tu mascota.
  • Esterilización

Consultá a tu veterinario si lo ve conveniente. Muchas veces lo dicen ya que, en el caso de los machos, la castración disminuye las peleas con otros perros, las fugas de casa, incluso tendencias como marcar con orina o montar. En el caso de las hembras te tranquilizará saber que la esterilización elimina el celo, la posibilidad de pseudogestación, reduce la incidencia de tumores de mama, así como los maullidos en las gatas y otras conductas propias del celo.

  • Baño

Para sorpresa de muchos con bañar al perro dos veces al año es suficiente. Siempre y cuando lo cepilles diariamente. Si el gato está sano y no sale de casa, no tendrás que bañarlo nunca.

  • Alimentación

Si es cachorro le tendrás que racionar la comida durante tres veces al día, de adulto bastará con dos o una vez al día. Eso depende de la raza, y el veterinario será quien mejor te diga cómo hacerlo.  Los gatos, al contrario que los perros, saben racionar la comida bastante bien. Algo importante, tanto para gatos y perros, es que te acuerdes de siempre dejar agua fresca a su disposición, especialmente en los meses más calurosos.

Comentarios