a
HomeVivir mejorNuevos sabores

Nuevos sabores

Una de las cosas más difíciles es incorporar nuevos alimentos. Acá te damos algunas ideas.

Los sabores se van adquiriendo con el tiempo, es por eso que es nuestro trabajo como padres animar e incentivar a nuestros hijos a que prueben. Pero este trabajo es diario y sostenido. Si una vez prueban un alimento y no les gusta hay que volver a probar en otra preparación. Los especialistas dicen que antes de poder decir si a una persona la gusta o no le gusta algo, debe comerlo, por lo menos, 15 veces.

Hay alimentos que cuesta incorporar en los más chicos, eso es cierto, entre ellos se encuentran el pescado, los vegetales y las frutas. Tres grupos que son fundamentales que tu hijo coma. Por eso, te acercamos algunas ideas para que les cocines.

 

Pescado: Croquetas de atún y papa

Papas grandes 5 un.

Leche c/n

Atún al natural 2 latas

Huevos 2 un.

Avena c/n

Quedó fresco 150 g

Para hacerlos, primero prepará un puré de papás, pero que quede bien espeso. Una vez hecho, dejalo enfriar y agregale el atún. Hacé pelotitas y dentro de cada una colocale un cuadradito de queso fresco. Pasá las bolitas por huevo y empanalas con la avena. Finalmente, colocalas en una placa para horno previamente enmantecada o rociada con aceite vegetal y cocinalas hasta que estén doradas (se pueden hacer fritas).

Tempura de vegetales

Una excelente manera de amigarse con las verduras. Podés usar las que quieras, acá solo unas ideas:

Brócoli

Zanahorias

Coliflor

Calabaza

Aceite de girasol

Harina 200 g

Agua muy fría 200 ml

Yema de huevo 1 un.

Sal

Primero cociná los vegetales al dente. El coliflor y el brócoli separalos en arbolitos, la calabaza y la zanahoria cortalas en tiritas. Luego, prepará la tempura. Para eso mezclá en un bol: harina, agua, yema de huevo y sal. Batí bien con un tenedor hasta que quede una masa suave y sin grumos. Llevá a la heladera durante 1/2 hora.

Luego, calentá en una sartén abundante aceite de girasol y pasá los vegetales por la tempura y freí.

 

Frutas más dulces

Es importantísimo que tus hijos coman, al menos, dos porciones de frutas al día. Aunque cueste hay que buscar la manera de lograrlo. En esta época hay mucha variedad: de color y sabor. Un consejo para comenzar a incursionar en los sabores de las frutas es agregarle un poco de azúcar. Esto puede resultar tentador para los niños y una cucharadita de azúcar, si implica que tu hijo coma fruta, lo vale. Si haces frutillas, agregales jugo de naranja. Jugá con la comida y los sabores y vas a ver que ellos te van a pedir frutas.

Comentarios