a
HomeVivir mejorPlanificar nuestras comidas

Planificar nuestras comidas

Es la mejor manera para lograr tener una alimentación más variada, más nutritiva y sobre todo rica.

La gran pregunta: ¿por dónde comenzamos? Paso a paso, ir de a poco y no querer organizar todo un mes, ni pensar en un año. Siempre recomiendo pensar primero en una semana, hacernos una grilla con los días de una semana y dividirlos en almuerzo y cena.

Pensamos en alimentos que van a aportar la mayor cantidad de energía a nuestro plato, por ejemplo: carne de vaca, pollo, pescado,cerdo, cereales y derivados (arroz, polenta, quínoa, pastas simples, pastas rellenas, tartas, empanadas), huevo, legumbres (lentejas, porotos, garbanzos), vegetales que nos aportan más energía como la papa, batata, choclo. Y luego los colocamos en nuestra grilla. Una vez hecho esto vamos a hacer los acompañamientos o guarniciones, pensaremos en vegetales, si es posible de estación. Nos hacemos un listado de los vegetales y vamos a distribuirlos de manera que nos queden variados y repartidos durante la semana.

Una vez que pusimos los alimentos, podemos pensar en las formas de cocinarlos: al horno, hervidos, grillados, empanados, revueltos, en guisos, en sopas, en ensaladas…

Es un ejercicio, que si logramos hacerlo una ve,  ya la segunda sale más fácil.

Una vez que tenemos nuestra grilla o mosaico con las preparaciones vamos a hacer nuestra lista de compras de acuerdo a nuestro menú. Siempre aconsejo ponernos días de compras, por ejemplo un día vamos a hacer las compras de las carnes, otro las verduras y otro el supermercado.

Congelar las carnes crudas, fraccionadas de acuerdo con las porciones que vamos a utilizar según nuestra receta. De esta manera vamos optimizar tiempo y también vamos a lograr cocinar las cantidades necesarias sin poner en riesgo la seguridad de nuestros alimentos.

Recomiendo tener preparaciones que nos salvan, por ejemplo milanesas de todas las carnes, hamburguesas de diferentes legumbre y cereales, pastas simples (tallarines, ñoquis de papa, remolacha, calabaza, ravioles con diferentes rellenos, salsas, caldos…), así podremos ir jugando con variedades si un día no logramos tener nuestro menú hecho y organizado.

¡Les dejo un ejemplo de menú para que puedan jugar y reemplazar preparaciones!

Comentarios