a
HomeVivir mejorTartas bajo la manga

Tartas bajo la manga

Te enseñamos a tener listos, siempre a mano, algunos rellenos para esos días que llegás tarde.

La tarta es un menú que los chicos comen con ganas y  vos tenés que aprovechar eso para incorporar en ellas alimentos ricos, no solo en sabor, sino en valor nutricional. Sabemos que no siempre tenés el tiempo, por eso te vamos a dar algunas opciones de rellenos para que tengas listos, de hecho hasta los podés tener congelados, para solo tener que prender el horno y colocarlos por encima de la tapa de tarta.

  1. Tarta de pollo

Cuando hacés pollo al horno siempre algo queda. Bueno, en lugar de continuar comiendo ese menú hasta terminarlo, te proponemos preparar un relleno de tarta para dejar freezado y utilizar ese día que no tenés mucho tiempo para cocinar.

Es así que retirale todas los huesos y piel al pollo que te quedó (en caso de no tener restos, podés comprar unas patas y alas y hervirlas en una cacerola junto con unas especias. Una vez cocidos, esperá que se enfríen un poco y retirales todo el pollo con la manos). En una sartén picá un poco de cebollita, morrón y tomate (comprá en la verdulería esos que están pasados que los venden a precios muy accesibles). Una vez cocida la verdura, agregales el pollo y media lata de salsa de tomate. Poné el fuego a mínimo y deja cocinar por 15 minutos, hasta que la preparación se espese. En caso de ser necesario, agregale una cucharada de almidón de maíz para que quede más firme el relleno. Apagá el fuego y dejá enfriar. Freezá y ¡listo el relleno de pollo!

  1. Espinaca y ricota

Colocá en una cacerola media taza de leche y 2 cucharadas de harina. Llevá a fuego mínimo, siempre revolviendo hasta que quede una salsa blanca. Luego, agregá 2 atados de espinaca picados y 200 gramos de ricota magra. Mezclá todos los ingredientes y cociná unos minutos. Apagá el fuego y dejá enfriar. Freezá y ¡listo el relleno de espinaca!

  1. De choclo

Colocá en una cacerola media taza de leche y 2 cucharadas de harina. Llevá a fuego mínimo, siempre revolviendo hasta que quede una salsa blanca. Luego, agregá 1 lata de choclo entero, 1 de cremoso y 1 cucharada de azúcar. Mezclá todos los ingredientes y cociná unos minutos. Apagá el fuego y dejá enfriar. Freezá y ¡listo el relleno de choclo!

Con estos rellenos en el freezer, solo tenés que prender el horno, cocinar la masa de tarta a blanco. Luego, agregar el relleno (¡ya descongelado! ya que de lo contrario largará mucho líquido y te mojará toda la masa) y ¡a disfrutar!

Comentarios